miércoles, 5 de noviembre de 2014

 RELATO DE UN NÁUFRAGO – G. GARCÍA MÁRQUEZ

     El  relato o novela corta, publicado en 1970, está basado en hechos reales.

       El 28 de febrero de 1955, un buque de guerra perteneciente a la Marina de Guerra de Colombia que se dirigía a Cartagena de Indias, procedente de un  puerto del Sur de los Estados Unidos en pleno Golfo de México, sufre un golpe de mar, a consecuencia del cual caen al agua y desparecen ocho marinos de la tripulación. Pese a ellos, el barco reanuda el viaje llegando a Cartagena dos horas después del accidente.

     
La operación de rescate de los náufragos se prolongó durante cuatro días, con resultados infructuosos. Pasado ese tiempo, se dio oficialmente por muertos a todos los desaparecidos.

      Sin embargo, a los diez días del accidente, uno de los náufragos apareció con vida a a bordo de una barca salvavidas, en las costas Colombianas. Recogido y atendido, se le trasladó a Cartagena, donde fue recibido como un héroe de la Patria, homenajeado y aclamado por las multitudes, enriquecido por la propaganda y condecorado por las autoridades.

      Un mes después del naufragio, la aventura del náufrago solitario durante diez días, en una barca comienza a ser publicado en un periódico de Bogotá, de cuya redacción forma parte García Márquez, a razón de un capitulo diario durante catorce días seguidos, y con gran regocijo por parte de sus lectores.
Al conocerse, a través de las publicaciones diarias, que la causa real del naufragio había tenido que ver:

* Con la sobrecarga que el buque portaba en la cubierta
* Con el mal amarre de la misma que con el golpe de mar cayó parte al mar arrastrando con dicha carga a los ocho tripulantes
* Con la propia sobrecarga de electrodomésticos- contrabando prohibido-que  impidió que el buque pudiera maniobrar correctamente para socorrer a los náufragos.

        La indignación de los ciudadanos y autoridades creció como la espuma.
El héroe fue desposeído de cargos y honores y condenado al olvido.La redacción del periódico fue clausurada y García Márquez tuvo que exiliarse para evitar males mayores.

     En 1970, 15 años después, una vez superada la etapa de gobierno dictatorial, se recogieron los relatos en este libro aunque no fue de la entera satisfacción de su autor.

A mi entender tres factores destacan poderosamente  en este relato:

          EL TIEMPO. El control del paso de los días – para no volverse loco- y de la hora exacta en cada día- para prever la llegada de los tiburones-  son una constante a lo largo del libro. Para ello cuenta como únicas herramientas con un reloj y una llave con la que marca una raya en la barca por cada día que pasa. Contrastan asi mismo, los momentos de calma a lo largo del día- mientras espera que alguien llegue a rescatarle, y de las noches  cuando parece que el tiempo se ha detenido- con otros de mayor agitación  y desorden - como la caída desde el buque al mar, el intento de ayudar a los compañeros o la caída de la barca cuando queda atrapado con el cinturón bajo el agua - que  aun asiendo de poca duración dan la sensación de que no acabarán nunca

         LA MEMORIA del náufrago que le permite recomponer, con multitud de detalles, cada día y cada instante vividos en la barca.
       La extrema extenuación que padece el náufrago, especialmente en los últimos días le provoca alucinaciones y visiones en las cuales llega a recibir visitas de amigos con los que mantiene ciertas conversaciones.

         REALISMO NARRATIVO. El autor, con su maestría habitual, describe los recuerdos del náufrago como si tales sucesos estuviesen ocurriendo en el momento de escribirlos.
      Al narrar en primera persona y con tal minuciosidad en los detalles, permite que el lector se sitúe en un observatorio próximo al de los hechos narrados, identificarse con  el náufrago y compartir con él los mismos sentimientos y sensaciones de hambre, sed, dolor, miedo, soledad, desesperación y asfixia.
En fin, una maravilla


         MANUEL JIMÉNEZ

1 comentario:

Gloria Espinilla dijo...

Manolo me ha gustado mucho el resumen y los comentarios que haces de "Relato de un naufrago". Me dio mucha pena no haber podido asistir a la reunión . Este admirable narrador nos permite acompañarl al naufrago en su viaje, así como sentir todas las emociones: esperanza, angustia , miedo, incertidumbre... , que experimenta con una maestría genial. Yo le habría dado un 10.